"...Porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo..."

Isaías 43:20

Proyectos 2017 - 2018

 

La Escuela Agrícola Panamericana de El Zamorano es una Institución internacional de educación superior sin fines de lucro, ubicada en el Valle del Yeguare, Municipio de San Antonio de Oriente, Departamento de Francisco Morazán, en la Región Centro Oriente de Honduras a una distancia de 30 km. de Tegucigalpa. La Escuela ha dependido de fuentes de agua de la Reserva Biológica de Uyuca, la cual, hace muy pocos años proveía agua de buena calidad. Con el crecimiento y el problema de escasez de agua en el verano la Escuela ha incorporado una fuente superficial del sector de Santa Inés. Esta fuente por ser superficial especialmente en tiempo de invierno arrastra sedimentos causado por el deterioro de la microcuenca. Por tal razón se nos solicitó realizar un estudio y diseño para potabilizar el agua de todas las fuentes que llegaran a los tanques de almacenamiento de la Institución Académica. Una vez realizado el estudio y diseño, se negoció la construcción de una planta potabilizadora del tipo AguaClara para un caudal de 40 litros/segundo, que Agua Para el Pueblo, junto a la Universidad de Cornell, promueve en el país y construye con gran éxito.

 

El alcance general del proyecto es lograr la eficiencia de los sistemas de agua potable de la Escuela Agrícola del Zamorano, a fin de que preste un servicio de acuerdo a la Norma Técnica Nacional de Calidad de Agua Potable de Honduras. El impacto que se pretende lograr es brindar alternativas de potabilización y tratamiento de agua superficial para su consumo en el Campus Zamorano así como oportunidades de investigación en tecnologías apropiadas para el tratamiento de agua potable.

 

El periodo de ejecución comprende de mayo 2017 a Marzo de 2018.

 

La Escuela Agrícola cuenta con un campus residencial para docentes y estudiantes, instalaciones académicas, oficinas administrativas, plantas de producción agroindustrial, servicios, un centro de capacitación, áreas agropecuarias productivas, áreas forestales y áreas deportivas. Debido a su naturaleza, requiere de un abastecimiento de agua segura y permanente que cubra su población estudiantil, sus residentes y las actividades académicas y otras propias de un campus universitario. 

La ciudad de La Concordia cuenta con un sistema de agua por gravedad construido en el año 1995 con el apoyo de la Alcaldía Municipal de La Concordia y el Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE). El sistema de agua es administrado y operado por La Alcaldía Municipal, abastece al 100% de la población del casco urbano, sin embargo el agua de este sistema requiere de potabilización dado que el agua que suministra tiene un alto grado de contaminación bacteriológica y de turbidez que ocasiona a los pobladores del Municipio de La Concordia serios problemas con afectaciones de enfermedades dérmicas, diarreas, hepáticas y otras asociadas que perturban la tranquilidad, vida, salud y bienestar de las personas, donde los más vulnerables son las niñas y los niños.

 

Por iniciativa de Water For People de Nicaragua, y con el apoyo de COSUDE y la Municipalidad de La Concordia,  ENACAL y el INAA, se le solicito a Agua Para el Pueblo y a la Universidad de Cornell  de los Estados Unidos, apoyo técnico para formular el estudio y diseño de una planta de potabilización del tipo AguaClara. Se seleccionó  esta tecnología posteriormente a varias visitas de proyectos de esta naturaleza construidos en Honduras y a diversos análisis de la oferta de plantas en Nicaragua, sus costos, eficiencia y potencial de sostenibilidad, que no requiere electricidad, es de bajo costo, fácil operación y alto rendimiento y se ajusta a las condiciones de las fuentes de agua y la demanda de crecimiento de la población de La Concordia, Jinotega.

El objetivo de este proyecto es mejorar las condiciones de vida y salud de la población de la Concordia, a través de la integración al sistema de agua actual, de una planta potabilizadora AguaClara, con ello se espera que los usuarios del sistema de agua reciban un servicio de acuerdo a los parámetros establecidos en la Norma Técnica Nacional de la Calidad del Agua Potable de Nicaragua. La planta beneficiará una población de 3,000 personas concentradas en un total de 510 viviendas.

 

Dado lo novedoso de la tecnología, instituciones públicas, privadas y de Cooperación del sector de agua y saneamiento de Nicaragua, han invitado a Agua Para el Pueblo para realizar diversas propuestas técnicas y económicas para llevar a mayor escala esta experiencia en el país

Agua Para el Pueblo (APP), firmó un contrato con la Municipalidad de Gracias, para realizar los Servicios de Consultoría para el “Diseño Final de la Planta Potabilizadora con tecnología Agua Clara para la ciudad de Gracias, Lempira, enmarcada en el Proyecto Mejora de la Gestión Pública y el Acceso al Agua Potable y Saneamiento en la Ciudad de Gracias, Lempira (HND-016-B), financiada con fondos de Cooperación para Agua y Saneamiento en América Latina y Caribe de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), de acuerdo a los siguientes criterios:

 

Los diseños finales deberán ser capaces de funcionar de acuerdo a las consideraciones específicas de diseño y construcción en un 100% y que cumpla con las condiciones de: Medición de caudal, mezcla rápida, floculación hidráulica, sedimentación de alto rendimiento, filtración rápida y desinfección utilizando químicos disponibles en el mercado como sulfato de aluminio y cloro, sin necesidad de uso de componentes electro mecánicos, exceptuando los componentes necesarios para la iluminación de las instalaciones, cumpliendo a cabalidad con las siguientes especificaciones:

 

Una elevada eficiencia; simple construcción, operación y mantenimiento, alto grado de confiabilidad, flexibilidad y accesibilidad; que provea en forma continua de agua en cantidad y calidad a los usuarios del sistema del casco urbano de Gracias, Lempira; que el sistema facilite la operación siendo posible desarrollar eficientemente las tareas de operación con poco personal de planta; que se prevea la posibilidad de trabajar sin químicos (exceptuando la desinfección con cloro) durante más del 80% del tiempo de operación, y se pueda incluir un sistema de dosificación rápida para los eventos extremos.

 

Los productos entregados por medio de esta consultoría, consistieron en: Memoria descriptiva del sistema diseñado, incluyendo las bases y criterios de diseño, Cálculos Hidráulicos de cada unidad de la potabilizadora (incluyendo apartado previo de cálculos de población y caudales), Cálculo estructural de los componentes de la planta, Cálculos eléctricos para iluminación de la planta potabilizadora, definición de la infraestructura complementaria, Compendio de fotografías, Juego de planos de la planta diseñada, Cálculo de cantidades de obra y de fichas de costos unitarios, Presupuesto por actividades e insumos, especificaciones técnicas de construcción, Cronograma para la ejecución física y financiera de la obra y  Manual de O&M, con análisis de costos para el desarrollo de las actividades de funcionamiento de la planta y propuesta de traslado del costo de O&M de la planta sobre la tarifa de agua.

 

El periodo de ejecución comprendió 5 meses (agosto a diciembre 2017) a Marzo de 2018.

Este proyecto se desarrolla con apoyo financiero del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y se ejecuta en coordinación con La Dirección Departamental de Educación de Gracias a Dios, Alcaldías Municipales de Puerto Lempira y Villeda Morales, Región de Salud del Departamento de Gracias a Dios y grupos organizados de las comunidades atendidas.

Con el fin de reducir el ausentismo escolar y la morbilidad y mortalidad en niños misquitos, especialmente las niñas, el proyecto desarrolla tres componentes principales: 1-. Ejecuta trabajos de infraestructura en agua y en saneamiento en 40 escuelas de la Mosquitia, construyendo soluciones innovadoras de bajo costo de suministro de agua (captación de aguas lluvias, pozos perforados con bombas tipo mecate, instalación de filtros de purificación del agua y construcción de letrinas en las escuelas, diferenciadas para niños y niñas de acuerdo al número de la matrícula de las escuelas seleccionadas, 2-. Implementa procesos de capacitación, organización y movilización para la higiene a través de la aplicación de la metodología Escuela y Casa Saludable (ESCASAL), por medio de la cual organiza Comités de Saneamiento Infantil (CSI) en las escuelas y Comités de Saneamiento Básico (CSB) en las comunidades para promover prácticas mejoradas de higiene y salud, relacionadas al lavado de manos,  uso adecuado de letrinas,   desinfección del agua, y la limpieza de la escuela y del hogar y 3-. Realiza acciones de incidencia para orientar procesos de inversión en agua y saneamiento de sostenibilidad  y replicabilidad de la experiencia.

El proyecto responde al objetivo de la Ley Fundamental de Educación de Honduras, crear mejores condiciones de infraestructura en las escuelas y mejorar la calidad educativa, Responde a las metas de los ODS para lograr el año 2030 acceso universal al agua potable básica, saneamiento e higiene para los hogares, las escuelas y los centros de salud, busca articular una estrategia nacional de mejoramiento de las instalaciones de agua potable, saneamiento e higiene en las escuelas, con particularidad de poblaciones indígenas, y ayuda a disminuir las desigualdades en zonas de alta exclusión y aislamiento poco favorecidas por inversiones nacionales e internacionales.

 

El proyecto Agua segura para comunidades indígenas en la Mosquitia, se desarrolla desde Octubre de 2015 y culminara en el mes de Agosto de 2018.

Las acciones implementadas para el seguimiento  y evaluación funcional, se basaron en la definición de componentes para la gestión y rendición de cuentas en   la   prestación   de   servicios   de   abastecimiento   de   agua   potable   y saneamiento,   acompañados   de la definición   de   indicadores   oportunos   y confiables, a fin de obtener información que permita al final, proporcionar datos a los responsables de la gestión para la posterior adopción de decisiones de modo que, dirijan la intervención y mejoren sus resultados. Las intervenciones incluyeron la regulación y control, la planificación sectorial, la definición de indicadores para la calidad del agua para consumo humano, la legalización de los prestadores de servicios, la definición de mecanismos para la rendición de cuentas.

 

La finalidad del proyecto fue facilitar procesos de capacitación con enfoque participativo a personal técnico municipal, instancias de participación ciudadana y representantes de las Juntas de Agua de 32 comunidades, de 8 municipios, de las mancomunidades SOL (Sur Oeste de Lempira) y la mancomunidad Guisayote.

 

Los productos alcanzados fueron: Planes de capacitación para las Juntas de Agua y el desarrollo de planes de seguimiento y monitoreo con indicadores verificables de las actividades de las Juntas de Agua, post intervención del proyecto.

 

Para un óptimo aprovechamiento de este proyecto, se dividió en tres secciones:

 

La primera parte abordo conceptualmente las principales características de la asistencia técnica de acuerdo al nuevo orden del sector agua potable y saneamiento acompañado de indicadores para el  seguimiento y la evaluación; La segunda parte trato, desde el punto de vista práctico, los pasos para poner en práctica los indicadores de gestión identificados para cada municipio y sus prestadores de servicios registrados; La tarea parte, la exclusivamente el componente de seguimiento, monitoreo y evaluación continua.

 

El proyecto, busco promover un entendimiento común y una práctica confiable en lo que respecta a la asistencia técnica, el seguimiento y la evaluación de los procesos de prestación de los servicios en agua potable y saneamiento. El propósito es que se constituya en un documento de referencia que complemente los principios de la ley marco del sector, que es más consistente y se adapta mejor a la labor en el terreno. Por ende, el objetivo es que los facilitadores, la consulten para obtener detalles sobre temas específicos cuando así lo requieran.

 

El proyecto se ejecutó entre los meses de Enero a Junio de 2017.

La Gestión integral de residuos sólidos (GIRS) a través de la implementación de las tres R (Reducir, Reciclar y Reutilizar), es la alternativa más factible para enfrentar el creciente problema que representan los residuos, mejor conocidos como basura.

 

Se busca fortalecer la participación de los pobladores organizados y de las organizaciones sectoriales de base, jóvenes y adultos de ambos sexos, en acciones tendientes a superar la precariedad urbana, así como la incidencia en políticas públicas, tendientes a mejorar el ambiente local. De igual manera se incidirá para que las autoridades Municipales consensuen con las instituciones, organizaciones y ciudadanía, la formulación e implementación de políticas públicas para una gestión adecuada de residuos sólidos y un plan de inversión municipal para la gestión y control de residuos sólidos que impacte en su valorización y disposición adecuada, en concordancia con el marco legal establecido.

 

El impacto que se persigue con este proyecto, es que al año 2018 se ha reducido en 50% la disposición del volumen de residuos sólidos en el botadero del casco urbano del municipio de Humuya,  a través del fomento de la responsabilidad ciudadana en la adopción y  promoción de mejoras en el ciclo de vida de los residuos sólidos.

 

Este enfoque permitirá el desarrollo de los siguientes principios fundamentales: Reducir la cantidad de residuos generados y liberados al medio; reintegración de los residuos al ciclo productivo; canalización adecuada de residuos finales y disminuir con la degradación  la parte orgánica.

 

Los productos esperados se orientan a: Desarrollar talleres encaminados a incrementar la capacidad del Gobierno Local y organizaciones de apoyo de la sociedad civil sobre el marco legal y administrativo para la eliminación adecuada de residuos sólidos domésticos; realizada una caracterización con cuantificación de los desechos sólidos de la comunidad como base para la planificación estratégica; formulada e implementada la política municipal y un plan de inversión municipal para la gestión y control de residuos sólidos en el municipio, grupos organizados han sido fortalecidos y capacitados, con planes de acción y resiliencia para el manejo de prácticas mejoradas de eliminación de residuos sólidos, la instalación de 100 contenedores de bajo costo, para el depósito domiciliar y favorecer la clasificación de residuos  sólidos y compostaje en 50 viviendas, organizaciones e instituciones

 

El proyecto tiene una duración de 12 meses, comenzando en el mes de Octubre de 2017.

El proyecto enfatiza la fabricación en serie de plantas AguaClara de un litro segundo, como tecnología adaptada y apropiada para dotar de agua potable a pequeñas comunidades rurales desde 50-150 viviendas 300 a 900 habitantes, que carecen de agua de buena calidad. Este sistema consiste en 3 partes: un tanque de entrada con un sistema de mezcla rápida con policloruro de aluminio (PAC), un sistema de floculación de forma vertical de tubería de 3 pulgadas de diámetro cada uno, obteniendo en su interior láminas de pvc de 1/8 de pulgadas que obstaculizan y provocan choques en el agua y aceleran el proceso de floculación. Posteriormente se conduce el agua floculada por medio de un tubo de 3 pulgadas hacia un tubo de pvc de 36 pulgadas de diámetro, que funciona como sedimentador, con placas y manto y purga de lodos y un sistema de decantación vertical y desinfección con hipoclorito de calcio para garantizar la calidad microbiológica del agua entregada y mejorar sustancialmente la calidad física y química, así como el uso racional del servicio de agua potable.

 

El proyecto se ejecuta en su fase piloto en el casco urbano del Municipio de Tatumbla y en Mansaragua, Guinope, con vista a llevarla a escala a por lo menos en la instalación de alrededor de 100 plantitas en aproximadamente igual número de comunidades.  Este tipo de tecnología de potabilización pre fabricada tiene la ventaja que se puede instalar en serie de hasta 3 plantas en comunidades con un número de hasta 1,000 habitantes

 

Esta alternativa busca contribuir a la universalización y sostenibilidad de los abastecimientos de agua potable con calidad y saneamiento en las comunidades atendidas, por medio de la formulación de estudios y diseños y la construcción de plantas AguaClara, a sistemas de agua por gravedad con serios problemas de turbidez, color y contaminación bacteriológica. De igual manera transformar la calidad de los servicios de agua de acuerdo a los parámetros establecidos en la Norma Técnica Nacional de la Calidad del Agua Potable de Honduras.

 

Adicionalmente a la fabricación e instalación de las plantas, se desarrollaran procesos de capacitación a operadores por cada planta construida, se entrega en cada planta, planes de operación y mantenimiento específicos, se desarrolla entre el prestador y APP un análisis de costos anuales y/o mensuales para operar la planta y se integra a cada prestador de servicios de agua a una red de Juntas de Agua con plantas potabilizadoras AguaClara, que se reúne periódicamente para compartir experiencias y realizar intercambios de autoayuda.

 

El proyecto piloto tiene financiamiento asegurado pero el proyecto pretende desarrollarse en cuatro años.